¿En qué consiste la batería virtual de la que todo el mundo habla?

Desde hace dos años la batería virtual se ha convertido en una opción excelente para todos aquellos propietarios que cuenten con instalaciones fotovoltaicas en sus viviendas. En esta entrada pretendemos explicarte, si no lo sabes ya, qué es eso de la batería virtual, para qué tipo de clientes lo recomendamos y los puntos a tener en cuenta a la hora de elegir cuál es la mejor para ti. Aunque se llame batería virtual no es lo mismo que una batería física, aunque guardan algunas semejanzas. Si quieres saber más, te recomendamos que leas atentamente este post.

 

1. Qué es la batería virtual/ monedero virtual.


Empecemos aclarando lo más importante: no es un dispositivo físico, sino un servicio que puedes contratar a través de tu comercializadora si estás en mercado libre. En mercado regulado (PVPC) este servicio no existe.  Son las comercializadoras las que lo regulan, y por ello, son ellas las que ponen sus propias reglas y condiciones.  Los términos de Batería Virtual, Hucha Digital y Monedero Virtual hacen mención a este servicio en cuestión: son sinónimos.

 

Qué beneficios nos aporta contratarlo.

Una compensación de excedentes al uso nos permite que la energía que produzcamos y que no consumamos  la podamos ver reflejada a final de mes en nuestra factura de la luz en forma de descuento. O lo que es lo mismo lo consumido menos lo inyectado a la red eléctrica. El importe de este descuento jamás podrá superar el importe de la energía consumida, y en algunos casos el importe del término de potencia (Lo que pagamos cada mes por la potencia que tenemos contratada).

¿Qué es lo que ha venido pasando durante años? Si tu instalación fotovoltaica está bien diseñada, en verano verás que estás regalando dinero a la red: la producción es mayor que lo que consumes. Por ese motivo surgió este producto: para guardar ese dinero que estamos perdiendo y que pueda ser descontado de otros meses donde la producción ha sido menor que los consumos (cuando nos sale a final de mes el término de energía a pagar), o bien, tenemos otra opción: destinarlo a descontar el importe de una segunda vivienda. 

Cuándo podemos contratarlo.

Una vez tengamos activado el contrato de compensación de excedentes con nuestra comercializadora. Es decir, y de forma general, un mes después de la instalación de la fotovoltaica.

¡Muy importante! si quieres compensar de la factura de tu segunda vivienda has de tener el contrato de luz de ese punto de suministro con la misma comercializadora y ha de estar bajo la misma titularidad.

 Quién puede contratarlo. 

Cada comercializadora, valga la redundancia, pone sus propias normas, pero por lo general cualquier consumidor que esté en mercado libre: ya sea monofásico, trifásico, empresa o particular.

¿Tiene algún coste adicional contratarlo?

Depende de la comercializadora. Como hemos dicho antes, cada una marca sus propias reglas. Hay casos como Repsol que tiene un pequeño coste mensual, mientras que en otras comercializadoras (como Octopus o Endesa) que son gratuitas. La gratuidad del servicio no es sinónimo de que sea la mejor batería; como veremos mas adelante, hay muchos factores que intervienen en el resultado final.

 

2. Para qué clientes recomendamos desde Burgosolar su contratación.


Anteriormente lo recomendabamos para todos, pero desde hace unos días la situación del mercado de baterías virtuales ha cambiado significativamente por lo que habría que estudiar cada caso.

De cualquier forma, animamos a que  apuesten por las baterías solares aquellos que  tengan una segunda vivienda o que cuenten con sistemas de calefacción eléctrica: aerotermia, suelo radiante, etc. Este tipo de usuario suele consumir más en invierno que en verano que, justamente, es cuando baja el rendimiento del sistema fotovoltaico: hay menos irradiación. De esta forma estás acumulando saldo para compensarlo en invierno y reducir, así, aún más el importe de tu factura de la luz.

Para lo demás tipos de usuarios habría que analizarlo, siendo a veces recomendable dejar de lado las baterías virtuales e inclinarse por una tarifa normal con la compensación de excedentes activada. La razón versa en que aunque las baterías son un servicio interesante,  las comercializadoras tienden a subir los precios de la potencia contratada (término fijo) y, en menor medida,  de la energía consumida (término variable). Si tienes un consumo constante a lo largo del año, más de 4,6 kW contratados de potencia y careces de segunda residencia, probablemente te salga mejor inclinarte por una compensación de excedentes al uso.

 

3. Qué tengo qué tener en cuenta para contratarla.


La gratuidad del servicio es lo de menos. Hay que estar muy pendientes de los siguientes puntos que mencionamos:

Tope de saldo: Hay baterías como la Solar Cloud de Iberdrola que te dejan como máximo cargar a la batería un tope de 80€/mes. Un ejemplo: Un mes que has estado de vacaciones y no has estado en casa, los consumos serán mínimos ¿verdad? mientras que la producción seguirá ahí: inyectándose a la red porque no consumes. A final de mes te encontrarás con una factura en la que el valor de los excedentes es alto y el tope que se va a acumular en tu saldo de batería virtual en ese mes será de 80€ (si estas con Iberdrola). Es decir, si te corresponde acumular 120€, acumularás 80€ y los 40€ restantes los perderás.

Precio del término de potencia: Aquí viene el truco en cuestión. Hay compañías que nos ofrecen un precio de venta de excedente interesante, pero que luego nos duplican el precio del término de potencia. Además, justo esas compañías no suelen publicar de una forma accesible los precios de los términos de potencia.

Precio del término de energía: Resulta interesante que el precio durante la noche, en valle, sea bajo. No obstante hay comercializadoras que son muy interesantes y que te ofrecen un precio de electricidad fijo. Todo depende del momento y de tu caso, consúltanos.

Precio/ Valor de la venta de excedentes: Entre 0,06€/kWh y 0,13 €/kWh suele ser lo normal. Desconfía de aquellas que compañías que te ofertan precios exagerados, por algún otro lado te lo estarán cobrando.

Duración del saldo. Naturgy, por ejemplo, mantenía ese saldo durante 5 años. Lo normal es que lo que acumules lo gastes a lo largo del año, pero hay que tener en cuenta este punto.

¡Llámanos o escríbenos y te informaremos sobre este servicio, las comercializadoras más recomendables del momento y qué es lo que más te interesa. Déjate asesorar por un gran equipo para poder maximizar los ahorros conseguidos con tu fotovoltaica! 

 

 

× 653 903 831